Las autoridades federales concentran una investigación en contra de varios empleados de la Asamblea Legislativa, como secuela de los arrestos de empleados fantasmas. 

Según fuentes de redacción, una de las tarjetas principales de la investigación tiene como nombre Jonathan Alemán, quien fuese empleado de la representante María Milagros “Tata” Charbonier, y que actualmente es uno de los colaboradores principales en la campaña de Wanda Vázquez. 

Jonathan Alemán dirigió la oficina de la representante y renunció para buscar la candidatura a la alcaldía de Loíza. Éste desistió de la candidatura, y actualmente trabaja en el Departamento de Corrección y Rehabilitación, y a nivel político se concentra en la campaña de la gobernadora, siendo uno de los operadores políticos principales.